Partes más jugosas de la ternera

Partes más jugosas de la ternera

La carne de la ternera tiene mucha popularidad gracias a su sabor exquisito tan característico que se deriva principalmente de la forma en la que son alimentados estos animales y su valor nutritivo. Conocer las partes más jugosas de la ternera es de gran utilidad ya que de ese modo no hay necesidad de preguntar al carnicero y la decisión al final es completamente nuestra.

Partes de la ternera

Partes ternera

Comencemos primero con el lomo alto, una de las partes de la ternera más jugosas que se distingue por ser una carne limpia y cuyos cortes son de los más valorados. Se trata de la parte delantera del lomo, sin embargo es importante saber que si el corte va deshuesado, se puede utilizar para preparar el famoso roast-beef, en tanto que si lleva hueso, es excelente para hacer unos deliciosos chuletones. Esta parte de la ternera es perfecta para freír, para prepararla a la plancha o a la parrilla.

El lomo bajo es también de las partes más jugosas de la ternera; en este caso se trata de la parte trasera del lomo que se caracteriza por ser una carne magra y jugosa, de consistencia tierna e ideal para la preparación de filetes.

Pero sin duda una de las partes más apreciadas de la ternera es el solomillo, la cual también es una carne de ternera muy jugosa y tierna, que tiene la particularidad de casi no incluir infiltraciones de grasa. Por consiguiente, es una carne ideal para preparar medallones a la plancha, para hacer una asado al horno o incluso para preparar el tradicional roast-beef.

La babilla es otra de las partes con más jugo de la ternera; en este caso se divide en dos parte, una que corresponde a la zona más cercana a la cadera, que es la más tierna y jugosa, ideal para preparar unos excelentes filetes. La otra por el contrario, es algo más dura ya que se encuentra cerca de la rodilla.


Comments are closed.